Archivo de la etiqueta: Clínica de lo Social

En bicitaxi invitados canadienses conocieron Colombiatón y la Clínica de lo Social

Frances Dionne, directora ejecutiva del Instituto de Turismo y Hotelería de Quebec, Montreal compartiendo con los niños de la Clínica de lo social//Redacción: Eleana Martelo Tirado//Fotografía: Sergio Andrés Zuleta Tovar.

Con calle de honor. Así fueron recibidos los diez invitados a la Semana Internacional “Canadá en 11 experiencias” a su arribo a la sede de la Clínica de lo Social, en el barrio Colombiatón, al sur de Cartagena.

Los extranjeros, acompañados por algunos colombianos, funcionarios y la rectora del Colegio Mayor de Bolívar, Carmen Alvarado Utria, se trasladaron hasta esa comunidad en una ruta especial.

Una vez llegaron, el panorama fue emocionante: los niños, pertenecientes a la Clínica de lo Social, estaban sonrientes y en fila, de lado y lado, con banderas de Canadá en las manos. En el fondo, solo se escuchaban las notas del himno de ese país.

La sonrisa de los agasajados no se hizo esperar y empezaron a capturar ese momento con sus celulares. Uno de los más conmovidos fue el Youtuber Juan Felipe Díaz, quien empezó a grabar videos relatando lo que estaba pasando.

“Es una experiencia demasiado gratificante poder conocer las dos caras de Cartagena: los edificios que se elevan hasta el cielo y la realidad de muchas personas que les ha tocado duro en la vida. Eso nos pone a pensar muchas cosas, pero es muy bonito ver que los niños guardan la esperanza de un futuro mejor. La labor que está haciendo la Clínica de lo Social es impecable. Todas estas actividades deportivas que ellos realizan son cosas simples, pero que pueden cambiar el rumbo. Estoy contento de ver que la esperanza es lo que los tiene vivos, verlos sonriendo es algo muy cheveree”, recalcó al momento de interrogarlo sobre dicha visita.

Luego, la coordinadora del proyecto Clínica de lo Social, Katia Dumar Abisambra, y su equipo de trabajo les contaron a los invitados cómo nació esta iniciativa y cuántas familias se benefician de esta. La historia fue argumentada con un video institucional.

La ruta turística

Posteriormente, los invitados a la Semana Internacional jugaron fútbol con los niños, los vieron patinar y recorrieron la comunidad en bicitaxi, llegando a dos casas de familia. En una casa, pudieron disfrutar de productos artesanales elaborados por los mismos habitantes del barrio, y en otra de las viviendas, les ofrecieron jugos naturales típicos de nuestra región, como el de corozo, guayaba y aguapanela.

Finalmente, las madres cabeza de hogar les hicieron a las invitadas las famosas trenzas palenqueras, un oficio con el que muchas de ellas consiguen su sustento diario.

Después de la visita, los canadienses disfrutaron de un almuerzo en un reconocido restaurante del Centro Histórico de Cartagena.

Share

Yaris Leidis, la niña de la Clínica de lo Social a la que el deporte le cambió la vida

Yaris Leidis Altamar Mattos//Redacción: Eleana Martelo Tirado//Fotografía: Sergio Andrés Zuleta Tovar//Lugar: Colombiatón.

-No, baby. Tú no fuiste el primero que entró a la escuela de patinaje- le dice una niña, con voz gruesa y vocalización acentuada, a uno de los menores.

Es de tez morena y cejas gruesas. Viste una licra negra, suéter gris, tenis blancos y un cintillo ancho de color amarillo. Es Yaris Leidis Altamar Mattos, una niña de 12 años que hace parte de la escuela de patinaje de la Clínica de lo Social, el programa bandera de responsabilidad social que tiene el Colegio Mayor de Bolívar.

Estamos al sur de Cartagena, en Colombiatón, uno de los barrios más afectados por las pandillas, pero que tiene gente pujante y soñadora, como ella, que, pese a las adversidades, no se rinde.

En la esquina de la sede de la Clínica, en la manzana C, Yaris y otros niños comparten su experiencia de cómo ha impactado sus vidas y las de sus familias la intervención que este programa viene realizando en la comunidad, desde hace ocho años.

Con timidez, pasa al frente y dice: -La Clínica me ha ayudado a creer en mis sueños y hasta corregir cosas de mi forma de ser-

-Por ejemplo, ya no soy tan peleonera. Antes no podían ni verme, porque iba preguntando qué me veían y armaba conflicto- remata, llevándose la mano a la cara, en señal de pena.

Los demás niños ríen y dan su aprobación con la cabeza, al igual que las líderes que los acompañan.

****

El sol, como siempre, no da tregua. 32 grados centígrados. Son las 11:53 de la mañana del viernes 22 de junio. La reunión, después de 15 minutos, termina… los niños y niñas deben irse a entrenar.

Abordo a Yaris, quien está en la tienda comprando mekatos. Me llama la atención su personalidad, es arrolladora y de carácter fuerte. La seguridad y espontaneidad con la que habla de la vida, pese a su corta edad, es asombrosa.

Camino a su casa, en la misma manzana, pero una calle después de la Clínica de lo Social, me dice entre carcajadas: -Anda, vamos para mi casa y está patas pa’ arriba’-

Yo sonrío y le digo: -Tranquila. Solo conversaremos-

En su cuadra pueden verse niños a pie descalzo pasearse por las calles, unos juegan bolitas de ‘uñita’ y otros montan bicicleta. Algunas madres aprovechan el inclemente sol y tienden la ropa en los techos de las casas, mientras que otras intentan tomar sombra sentadas debajo de los árboles.

Por fin llegamos a su casa. Es naranja con blanco. El primero en recibirnos es mateo, el perro de Yaris que yace amarrado en la terraza. Su padre, descamisado, ve tranquilamente televisión en la sala, pero al vernos entra de inmediato al cuarto a buscar una camiseta.

Ella, sin vacilar, saca una mecedora y una silla Rimax, y empieza a relatarme cómo entró a la Clínica de lo Social.

-Cuando yo entré empecé practicando fútbol. Luego me pasé para patinaje, que es una disciplina mucho más femenina. Ya tengo cuatro años de estar en la Clínica, que me ha ayudado mucho, me ha cambiado mucho la vida. He aprendido a leer más rápido, a mejorar mi ortografía, a socializarme más-

Su mensaje a los otros niños y jóvenes es contundente: -A los que aún no se han vinculado, les digo que no desaprovechen la oportunidad de pertenecer a la Clínica de lo Social, aquí nos ayudan mucho a crecer como personas y descubrir nuestros talentos-

****

El calor es asfixiante. La sudoración está a flor de piel. No hay señales de que menguará la temperatura. En la escena aparecen dos amigas de Yaris quienes, inquietas por esta entrevista, se sientan en el muro de la terraza a escuchar todo lo que le pregunto.

Ella, limpiándose el sudor casi que cada tres minutos y con una bolsa de papitas y una coca cola en la mano, sigue contándome.

-La Clínica me ha ayudado a acercarme más a mis sueños. Mis papás siempre me han apoyado para que yo salga adelante. En mis tiempos libres estuviera sin hacer nada. Antes no había planes, no había proyectos, ahora patino y me gusta mucho más que el fútbol. Sé que con este deporte puedo triunfar-

Sin asomo alguno de inseguridad, conociéndose de lo que es capaz, expresa lo que quiere en la vida.

-Sueño con ser una gran patinadora, tener mi apartamento y sacar a mi mamá adelante; a ella me la llevo a donde sea, sin ella no soy nadie. Sé que muchos niños, también, pueden lograr lo que anhelan. La Clínica ha impactado positivamente y ha ayudado a muchos de ellos que andaban en mal camino-

-Los sueños sí se hacen realidad, si se lucha por ellos. Los sueños sí se cumplen, y esto es prueba de ello- concluye Yaris Leidis.

Terminamos nuestra charla y me despido, ella debe alistarse para ir a entrenar. Tiene claro que solo con disciplina y perseverancia se cumplen las metas.

****

Como ella, que cursa séptimo grado en la Corporación Educativa Nazareno, ubicada en su mismo barrio, Colombiatón, más de 300 niños construyen sus sueños con el apoyo de la Clínica de lo Social.

Unos empiezan a tejerlos desde el fútbol y otros desde el patinaje, la música, el arte y la pedagogía.

Ahora, esos menores de Bicentenario, Flor del Campo, Colombiatón, Villas de Aranjuez, La India y Portal de la Cordialidad, mantienen viva la esperanza de que todo puede ser mejor y de que si se es capaz de soñar, también se es capaz de convertir esos sueños en realidad.

Share

El Club de Lectura del Mayor de Bolívar se tomará Colombiatón este miércoles y jueves

Redacción: Eleana Martelo Tirado//Fotografía: Archivo-Sergio Andrés Zuleta Tovar.

En aras de incentivar la lectura en los niños y jóvenes, el Club de Lectura del Colegio Mayor de Bolívar se tomará este miércoles y jueves el barrio Colombiatón, al sur de Cartagena.

El evento liderado por Biblioteca, con apoyo del programa Clínica de lo Social, arrancará a las 9 de la mañana y culminará hacia las 3 de la tarde, los dos días.

Flor María Pérez Meléndez, coordinadora de Biblioteca, explicó que “aprovechamos que los niños están de vacaciones para hacer extensivo el Club de Lectura que manejamos en la institución. Queremos fomentar este hábito en ellos y que la paz sea el tema principal”.

Talleres, dinámicas y juegos tradicionales serán algunas de las actividades que se realizarán en el marco del evento, al que no solo asistirán niños y jóvenes de Colombiatón sino también de Villas de Aranjuez, Flor del Campo, Bicentenario, Portal de la Cordialidad y La India, comunidades en las que trabaja la Clínica de lo Social desde hace ocho años.

“La idea es rescatar esos juegos tradicionales que se han ido perdiendo y enseñar a través de ellos. Además, vamos a leerles en voz alta textos sobre la inclusión, el respeto, cómo compartir y cómo trabajar en equipo. Ellos tendrán unos habladores que colorearán y donde escribirán qué significa la paz para ellos y cómo se comprometen a aportar a esta”, añadió la coordinadora de Biblioteca.

El Club de Lectura va enfocado a niños de 6 a 8 años y de 9 a 12 años, mientras que a los menores de 13 a 16 años se les dictará un taller de ortografía y se les enseñarán tips de cómo mejorarla.

Share

Las comunidades también participan en el III Foro Internacional y IX Nacional de Pensamiento Moderno y Contemporáneo

Santiago Pérez Samaniego, docente investigador de Ecuador, dialogando con las madres comunitarias//Redacción: Eleana Martelo Tirado//Fotografía: Sergio Andrés Zuleta Tovar.

Con el propósito de que las comunidades se empoderen y también trabajen en la construcción de la paz, el Colegio Mayor de Bolívar instaló este jueves, en la Institución Educativa Gabriel García Márquez (Bicentenario), el I Foro Internacional Comunitario.

El evento, desarrollado en el marco del III Foro Internacional y IX Nacional de Pensamiento Moderno y Contemporáneo, fue presidido por la rectora Carmen Alvarado Utria y el equipo del programa Clínica de lo Social, el cual lidera la institución.

Durante más de cinco horas se realizaron talleres sobre cultura y paz en los territorios, investigación e innovación, los cuales fueron dirigidos por docentes de Ecuador, Venezuela, Panamá y Colombia.

Además de niños, jóvenes, madres comunitarias, docentes y estudiantes de Bicentenario, participaron líderes de Colombiatón, Villas de Aranjuez y Flor del Campo.

Los alumnos que asistieron reciben formación en las instituciones educativas Manuel Clemente Zabala, Gustavo Pulecio Gómez y la Corporación Educativa Nazareth. La Fundación Mario Santo Domingo también estuvo presente.

Las comunidades opinaron

Berenice Vargas Carmona, madre comunitaria de Flor del Campo, indicó que “es grato conocer personas que también trabajan por la paz y que nos enseñan cómo cultivarla desde nuestros hogares. Ha sido muy importante para mí saber que la paz no solo la busco en el otro, sino dentro de mi hogar, debe nacer desde allí. Nosotras como madres comunitarias estamos en el deber de ser replicadoras de ese mensaje”.

Por su parte Vilma Zambrano Chico, psicóloga de la Institución Educativa Gustavo Pulecio (Colombiatón), explicó la importancia que tienen este tipo de actividades para los entornos educativos.

“Estos eventos son de gran aporte para enriquecer las investigaciones que estamos realizando. Por ejemplo, yo coordino un grupo de niños que trabaja en un proyecto para mejorar la convivencia entre los estudiantes. Entonces, este tipo de iniciativas resultan muy interesantes”, apuntó.

Conferenciantes

Santiago Pérez Samaniego (Ecuador), Raúl Archibold (Panamá), José Tinto Andrade (Venezuela) y Mauren Burgos Triana (Colombia), fueron los docentes investigadores encargados de dirigir los talleres.

Share

Mayor de Bolívar le apuesta al turismo comunitario en estos barrios

Redacción: Eleana Martelo Tirado//Fotografía: Cortesía.

Dentro de la responsabilidad social que le atañe, el Colegio Mayor de Bolívar avanza en el desarrollo del proyecto Turismo Comunitario en cuatro barrios al sur de Cartagena.

Flor del Campo, Colombiatón, Villas de Aranjuez y Bicentenario son las comunidades beneficiadas con esta iniciativa, que arrancó en junio del año pasado.

Mirtha Sotomayor, miembro del programa Clínica de lo Social, encargado de liderar este proyecto, explicó que “se trabaja desde la mirada de las comunidades. Estamos formando a 160 familias en turismo y emprendimiento, queremos potencializarlas, enseñarles a que sean auto-sostenibles y a que promuevan los valores turísticos de sus barrios”.

Indicó que para ello se les está capacitando en el idioma inglés, gestión turística, creación de microempresas y atención al cliente.

Una vez las familias terminen el ciclo de formación-precisó Sotomayor- se pondrán en marcha las rutas turísticas en cada barrio, las cuales ya fueron elaboradas y están en periodo de prueba.

“Este recorrido es de aproximadamente tres horas. La idea es que los turistas que lleguen a las comunidades conozcan la historia del lugar, la riqueza gastronómica y artesanías que hacen sus habitantes, entre otros aspectos. Le apuntamos a un turismo de calidad, no de pobreza. Queremos demostrar que estas comunidades tienen mucha riqueza y muchos recursos para ofrecer”, puntualizó.

Las personas vinculadas a esta estrategia pertenecen a la población resinsertada, desplazada por la violencia, el invierno y fallas geológicas.

La Fundación Gómez Cerezo y la Fundación Peña Valencianista por la Solidaridad, de España, son los cooperantes internacionales que apoyan con recursos esta iniciativa.

Share

Luz Daniela, la niña patinadora que viajará a competir a Estados Unidos con la Clínica de lo Social

Luz Daniela Vega Orozco, niña patinadora// Redacción: Eleana Martelo Tirado//Fotografía: Sergio Andrés Zuleta Tovar.

El programa Clínica de lo Social -del Colegio Mayor de Bolívar- sigue dando frutos y empieza a cumplir el sueño de decenas de niños que desean viajar a diversas partes del mundo compitiendo en alguna disciplina deportiva.

Es el caso de Luz Daniela Vega Orozco, de 11 años, quien el próximo 27 de junio viajará a Estados Unidos a representar a Bolívar en una competencia de patinaje.

La pequeña, quien reside en Colombiatón, una de las zonas más vulnerables de Cartagena, asegura que todo lo logró gracias a su constancia y disciplina.

“Yo me propuse que tenía que portarme bien y se me dieron las cosas. Mis padres están muy contentos porque otras niñas, también, querían esta oportunidad, pero yo fui la favorecida. Así que ellos están orgullosos”, sostuvo la menor, que cursa sexto grado en el Colegio Moderno del Norte.

Agregó que “mi mensaje a los niños es que luchen, que sigan adelante con sus estudios y tengan mucha disciplina. Mientras uno sea disciplinado, las oportunidades llegan”.

“Siempre se ha destacado”

Por su parte Francisco López Cabarcas, entrenador del Instituto de Deportes y Recreación de Cartagena (IDER) y uno de los líderes de la Escuela de Patinaje Kalamary, indicó que Luz Daniela siempre se ha destacado por su empeño.

“Su dedicación y esfuerzo nos motivó a escogerla como una de las seis patinadoras que viajará a Estados Unidos con el apoyo del Ider y el Mayor de Bolívar. Esperamos que muchas más niñas se destaquen por su destreza en este deporte. Sabemos que lo hacen con mucho esfuerzo”, precisó.

Más de 60 niños beneficiados

A la fecha, unos 100 niños y niñas entre los 6 y 15 años pertenecen a dicha escuela de patinaje.

En total, unos 300 menores de los barrios Colombiatón, Bicentenario, Flor del Campo, Villas de Aranjuez, La India y El Portal de la Cordialidad están adscritos al Club Deportivo Kalamary, que comprende escuelas de patinaje y fútbol.

Share

Escuelas deportivas y turismo comunitario, algunos de los proyectos que la Clínica de lo Social desarrollará este 2018

Redacción: Eleana Martelo Tirado//Fotografía: Comunicaciones.

La Institución Tecnológica Colegio Mayor de Bolívar, empeñada en su rol de responsabilidad social, lanzó el pasado sábado los proyectos que, a través del programa Clínica de lo Social, desarrollará este 2018 en la Localidad Dos: De la Virgen y Turística.

El Club Deportivo Kalamary (escuelas de patinaje, fútbol, música, pedagogía y arte), Turismo Comunitario, y Apadrinamiento y Voluntariado, son algunas de las iniciativas que se pondrán en marcha este año para beneficiar a las comunidades de Colombiatón, Bicentenario, Flor del Campo, Villas de Aranjuez, La India y El Portal de la Cordialidad.

También puede leer: CON DONACIÓN DE PATINES DE OTTO BOLAÑOS, LA CLÍNICA DE LO SOCIAL INAUGURA ESCUELA DE PATINAJE EN FLOR DEL CAMPO

El lanzamiento se realizó en el Polideportivo de Flor del Campo, con la presencia de la rectora de la institución, Carmen Alvarado Utria; la vicerrectora, María del Pilar Herrera, y la directora de la Clínica de lo Social, Katia Dumar Abisambra y su equipo de trabajo.

Experiencia internacional

En el evento, la rectora destacó la posibilidad que tiene el Club Deportivo Kalamary de ser beneficiado con el proyecto Diplomacia Deportiva, de la Cancillería Colombiana.

“Estamos identificando a aquellos jóvenes que llevan con nosotros más de un año realizando sus prácticas deportivas y que son buenos estudiantes. La idea es organizar el proyecto y que ellos puedan realizar una movilidad internacional con otros equipos”, señaló.

También se refirió a la importancia del proyecto de Turismo Comunitario, apoyado por la Fundación Gómez Cerezo.

“Estamos empezando a identificar el capital humano con que cuenta la comunidad, para organizar la oferta de interés para turistas locales, nacionales e internacionales. Unas 60 familias se beneficiarían con este proyecto. Estamos haciendo un proceso de formación y certificación, que les permita mejorar su producto y ofertarlo a través de las diferentes organizaciones que manejamos”, anotó.

Finalmente, aplaudió la oportunidad que tendrá una niña de 11 años de participar en una competencia de patinaje en Estados Unidos, el próximo 27 de junio.

“Esto es algo que no habíamos visualizado, y se lo ganó por su buen desempeño en ese deporte. Esto significa que la Clínica de lo Social es importante para la comunidad y está dando sus frutos”, concluyó la rectora del Mayor de Bolívar.

Otros proyectos

Por su parte, la directora de la Clínica de lo Social, Katia Dumar, dijo que “también se trabaja en los proyectos de Turismo para los Niños, Prácticas Estudiantiles y Articulación con entidades del Distrito”

Entrega de kits

Durante el evento los más de 400 niños adscritos al Club Deportivo Kalamary, disfrutaron de un refrigerio y de la entrega de kits escolares.

En el lanzamiento también estuvieron los padres de familia y los entrenadores del Instituto de Deportes y Recreación de Cartagena (Ider).

Ver galería

 

Share

Así disfrutaron la magia de la navidad los niños y niñas de Flor del Campo

Los niños recibiendo las sorpresas de parte de la Clínica de lo Social. Redacción: Eleana Martelo Tirado //Fotografía: Sergio Zuleta Tovar.

La Navidad llegó antes de tiempo al barrio Flor del Campo, en la zona suroccidental de Cartagena. El pasado miércoles 13 de diciembre, 210 niños y niñas de esa comunidad disfrutaron de la magia de esta época con un evento organizado por el programa Clínica de lo Social, del Colegio Mayor de Bolívar.

Actividades recreativas, rifas, refrigerios, música y un almuerzo navideño, fueron algunas de las sorpresas que recibieron los menores, adscritos a las escuelas de patinaje y fútbol.

Katia Dumar Abisambra, autora y directora de dicho programa, señaló que “el evento se realizó como cierre de las actividades del año y como una forma de dignificar la vida de los pequeños y sus familias”.

La celebración se inició a las 10 de la mañana y culminó hacia las 2 de la tarde, con un almuerzo.

Este 2017, se realizaron alrededor de 20 actividades entre las que se destacan la pedagogía del amor, capacitaciones de primeros auxilios y creación de proyectos de emprendimiento.

Desde que se creó el proyecto Clínica de lo Social, en 2008, unas 5.000 personas de Villas de Aranjuez, Portal de la Cordialidad, La India, Bicentenario, Colombiatón y Flor del Campo han resultado beneficiadas.

La Institución Tecnológica Colegio Mayor de Bolívar, a través de esta iniciativa, continuará trabajando por el bienestar y reconstrucción del tejido social de las comunidades más vulnerables de Cartagena.

Ver galería

Las dinámicas no podían faltar en esta celebración.
Los instructores del IDER fueron los encargados de dirigir las actividades.
Concentración era clave para ganar la actividad y quedarse con la silla cuando el pito sonara.
Los padres de familia no se quedaron atrás. Ellos también se sumaron a las dinámicas.
Katia Dumar Abisambra, directora del Programa ‘Clínica de lo Social’ (izq) y Mirtha Sotomayor, coordinadora de comunidad (der), en compañía de niñas disfrazadas de princesa.
La hora del refrigerio.
Las sorpresas que se les repartieron a los niños y niñas que hacen parte de la Clínica de lo Social.

Share

Con donación de patines de Otto Bolaños, la Clínica de lo Social inaugura escuela de patinaje en Flor del Campo

La falta de recursos económicos y herramientas para practicar el patinaje de carrera, quedó atrás para decenas de niños del barrio Flor del Campo, al sur de Cartagena.

Este miércoles, el programa ‘Clínica de lo Social’, de la Institución Tecnológica Colegio Mayor de Bolívar, inauguró una escuela en la que se enseñará esta disciplina.

En el evento, realizado en el mismo barrio, el reconocido patinador colombiano Otto Bolaños Guzmán, miembro del Circo del Sol, en Las Vegas (Estados Unidos), donó 22 patines a los menores.

“Me siento muy contento porque tuve la oportunidad de traer más de 20 patines, cascos, coderas y rodilleras, para todos estos niños que tienen tanta motivación por el deporte y quieren salir adelante. Y ese es el objetivo, que ellos construyan sus sueños y sean capaces de superarse por medio del deporte; esa es mi mayor motivación”, precisó Bolaños, quien practica el patinaje extremo desde hace 20 años.

Para  Yarisleidis Tabar Mattos, de 12 años, con esta iniciativa no solo se empieza a construir el sueño de muchos niños que anhelan ser deportistas de alto rendimiento y ser reconocidos en el patinaje, sino también comienza una transformación en el pensamiento sobre la mejor manera de aprovechar el tiempo libre.

“Esta es una gran oportunidad para todos nosotros, porque no solo podemos mantenernos en forma y saludables, sino invertir el tiempo libre en algo bueno. Por lo menos, a mí, el patinaje me ha ayudado a ganar masa muscular y aprovecho sanamente mi espacio. Invito a los demás niños a que se unan a la escuela”, anotó.

El próximo martes 5 de diciembre, los hasta ahora 100 menores inscritos en la escuela de patinaje iniciarán sus clases con un instructor del Instituto Distrital de Deportes y Recreación (IDER). Los niños de El Portal de la Cordialidad, Villas de Aranjuez, Colombiatón, Bicentenario y La India que deseen inscribirse en la academia, también podrán hacerlo sin ningún costo.

Comunidad satisfecha

Pero no solo ha cambiado la percepción de la niñez en Flor del Campo y comunidades aledañas, los líderes también aplauden la inauguración de esta escuela.

“Este proyecto ha llevado a los niños a actuar y pensar de otra forma, a integrarse en la parte social, a crecer como persona. Esta iniciativa ha sido la más importante e integral que se ha desarrollado acá en Flor del Campo”, precisó el líder cívico Germán González Romerín.

Por su parte, el presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) de Flor del Campo, Aurelio Gutiérrez Vega, sostuvo que “la comunidad ha recibido con agrado el proyecto, ya que ha mejorado notablemente la convivencia, porque se mira más allá de lo social”.

 Sobre ‘Clínica de los Social’

‘Clínica de los Social’ es un proyecto que nació hace nueve años para mejorar el tejido social de Cartagena. Actualmente se trabaja en los barrios Colombiatón, Bicentenario, Flor del Campo, Villas de Aranjuez, La India y El Portal de la Cordialidad, algunas de las comunidades más vulnerables de la Localidad Dos: De la Virgen y Turística.

Katia Dumar Abisambra, directora del proyecto ‘Clínica de lo Social’, explicó que “el objetivo es transformar al ser humano desde su comportamiento y convivencia, para así contribuir a la paz. Estamos convencidos de que a través del deporte, lo podemos lograr”.

Con la puesta en marcha del proyecto, se creó el Club Deportivo Kalamary, conformado por escuelas de fútbol y patinaje. Para febrero de 2018, se prevé inaugurar la escuela de natación.

Fotografía: Sergio Zuleta Tovar//Redacción: Eleana Martelo Tirado

 

Share