“Desarrollar las habilidades blandas nos hace más humanos”: Eliécer Mayorca Capataz

Eliécer Mayorca Capataz, facilitador//Redacción: Eleana Martelo Tirado//Fotografía: Sergio Andrés Zuleta Tovar.

Con un abrazo entre todos los asistentes, así empezó la charla “Herramientas para potenciar las habilidades blandas y la relación con el otro”, que se dictó este viernes en el Colegio Mayor de Bolívar.

A las 9:00 a.m., las directivas, coordinadores de procesos y funcionarios de planta se dieron cita en el salón Marcela Jiménez para escuchar al administrador de empresas y magíster en Administración, Eliécer Mayorca Capataz, encargado de dirigir la charla.

La actividad, que culminó hacia las 12 del mediodía, terminó con ejercicios prácticos en los que cada grupo conformado explicó cuáles son los beneficios que tiene para la salud física y mental, la vida laboral, la inteligencia y la humildad, entre otros aspectos, el abrirse a otras personas.

Además, se habló sobre la importancia de los elogios y el impacto positivo que estos generan en las relaciones interpersonales.

“Debemos ser más humanos”

El también doctor en Ciencias Sociales, explicó por qué es fundamental fortalecer estas habilidades.

“Los empresarios han observado que necesitan ese tipo de personas que les ayuden a sacar adelante sus organizaciones, a mantener a sus clientes y que estos puedan recibir el mejor trato. Hay que recordar que una de las tendencias de la educación es humanizar, y una manera de hacerlo es hablar de las habilidades blandas que nos llevan a aceptar y entender a las personas, a tener mejores relaciones interpersonales”, recalcó.

Indicó, además, que estas habilidades también llamadas competencias personales permiten que el ser humano tenga confianza, sea mucho más comunicativo y solidario consigo mismo y con los demás.

Finalmente, Mayorca hizo un llamado a las instituciones educativas para que revisen los procesos y le den más importancia al desarrollo humano que a los aspectos cognitivos o preparación académica.

“Hoy la gran exigencia es tener este tipo de profesionales con habilidades blandas. Son un equilibrio y una capital humano importante para que las organizaciones avancen”, concluyó.

 

 

Share