Archivo de la categoría: Comunicaciones

Orlando, el egresado del Mayor de Bolívar que triunfa en el mundo del turismo

Orlando Martínez Nagle, egresado//Redacción: Eleana Martelo Tirado//Fotografía: Cortesía.

Hay seres humanos tan resilientes y valientes, que se reinventan si del cielo solo les cae limones para hacer limonada.

Salir a adelante en un barrio en el que las oportunidades son esquivas para los jóvenes y el accionar delincuencial está a la orden del día, es apoteósico.

Pocas historias, en mis seis años de ejercer esta bella profesión del periodismo, me han causado tanta admiración, como esta. Una historia digna de ser imitada.

El camino menos fácil, pero más fructífero 

En Pablo Sexto Segundo, contiguo al emblemático Cerro de la Popa, donde se concentra una de las 34 pandillas que existen en Cartagena, según la Secretaría del Interior del Distrito, nació Orlando Martínez Nagle, un cartagenero que no la ha tenido fácil, pero que ha sabido sortear los sinsabores de la vida.

A sus 19 años tenía claro que no podía seguir el ejemplo de muchos de los jóvenes de su barrio, que buscan la vida fácil y el camino menos indicado para tener un futuro próspero.

A toda costa quería salir adelante, superarse y ser alguien en la vida, así que se presentó en el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) a estudiar Tecnología en Administración de Documentos y, al mismo tiempo, Administración Industrial en la Universidad de Cartagena.

“Fueron años muy duros, pero hoy veo lo frutos”, precisa con orgullo mientras conversamos en la oficina de Comunicaciones.

A como diera lugar quería mantener la mente ocupada e invertir su tiempo libre de la mejor manera. Por eso, como si fuera poco, se metió “a mover el esqueleto” al reconocido grupo de danzas ‘Ekobios’, ese mismo que ha viajado por el mundo llevando lo mejor de nuestro cultura y folclor.

Con mucha dedicación, y a punta de esfuerzos, terminó esas carreras y comenzó a buscar oportunidades laborales.

El turismo lo enamoró 

En esa búsqueda, por accidente, se topó con el turismo. Ninguna actividad le había llamado tanto la atención como esta.

“Yo llegué al turismo por accidente. Estudié Administración Industrial, porque era lo que me gustaba. Unos amigos italianos me propusieron crear una agencia de viajes, lo hicimos y fui conociendo de este tema”, relata con un brillo en sus ojos, sin ocultar la emoción que le produce recordar esos tiempos.

Era tal la fascinación por el turismo que ya con “Incentivamos Colombia S.A.S” creada, quería saber más y más de este sector, gran motor de la economía en nuestro país. Por eso, en 2014, entra al Mayor de Bolívar a estudiar Operación Turística. Al poco tiempo empieza a representar a la institución en el comité de Capacitación y Formación Turística del viceministerio de Turismo.

“Me gustó tanto el turismo que decidí estudiar, prepararme. Se abrieron las becas de la Alcaldía, las Bicentenario, y me inscribí. De hecho, con ORI, me fui a Canadá a estudiar inglés y después ingresé a este comité dando ideas de cómo debe ser la formación del turismo en Colombia”, recuerda.

Allí fue abriéndose paso y dándose a conocer en este mundo. Cuando recibió el título de técnico en Operación Turística, ya se ‘codeaba’ con grandes empresarios, altos ejecutivos e inversionistas.

Esto lo sedujo aún más, tanto, que siguió preparándose. Hoy cursa séptimo semestre de Gestión Turística, también, en la institución.

Pero esto no es todo. Es un incansable y asiduo amante de los libros, del estudio. Realizó un diplomado en Docencia Universitaria en la Universidad Tecnológica de Bolívar y, actualmente, hace una maestría en Gestión de la Organización. Su otra pasión es enseñar lo que sabe en las aulas de clases.

Los frutos

Incentivamos Colombia S. A. S, la empresa que creó hace seis años junto a una pareja de amigos italianos y de la cual es gerente general, es muy reconocida a nivel nacional e internacional.

Pero no solo es un joven exitoso por su agencia de viajes, que hace parte de la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Colombia (Anato), sino por su carisma arrollador, su compromiso con el sector, ese espíritu emprendedor y positivo que lo caracteriza.

Estas mismas virtudes, lo hicieron merecedor hoy, a sus 29 años y por segunda vez, del cargo de director de la junta directiva de tan importante entidad en el país.

“El sorprendido fui yo-cuenta entre risas-, apenas me lancé por primera vez al cargo, quedé. Obtuve la mayor votación, mi discurso gustó mucho. Hablé sobre la importancia de darle a los jóvenes la oportunidad de participar en estos procesos. Este año fui reelegido, ya llevo un año y cuatro meses en la dirección de la junta de Anato”, indica.

Confiesa que una de las cosas que más le quita el sueño es que el turismo se convierta en la otra mina de oro de Colombia.

Por lo pronto, este joven, de raza negra, cabello afro y que habla inglés e italiano, sigue trabajando con berraquera para lograr que cada día más extranjeros pisen tierra colombiana. Al mismo tiempo, dicta charlas de motivación, poniendo como ejemplo su experiencia personal.

Ha viajado tanto que, al interrogarlo sobre los lugares que ha visitado, me responde entre carcajadas: – me queda más fácil decirte a dónde no he ido. Solo me falta Dubai y Australia-

“He viajado a París, Nueva York, Río de Janeiro. Por mi trabajo, he tenido la oportunidad de recorrer casi toda América y Europa, viajo al mes mínimo tres meses, llevo cinco años viajando para promocionar el país”, sostiene.

Un afrocolombiano admirado

Pocos, a tan corta edad, como Orlando, tienen la fortuna de moverse como pez en el agua en el mundo del turismo y aportar al desarrollo del país.

Y es que su historia de vida es tan inspiradora que, en 2016, fue nominado al premio Afrocolombianos, en la categoría Sector Privado.

Sin duda, este joven- de padres chocoanos- es un ejemplo a seguir, especialmente para aquellos que, como él, nacieron y crecieron en barrios marginales, donde las condiciones sociales sirven de caldo de cultivo a la violencia, al crimen y el delito, pero también donde las ganas de salir adelante han salido triunfantes.

Historias como la de “Orly” recuerdan, una y otra vez, que lo imposible es aquello que no intentamos.

Share

Orlando, el egresado del Mayor de Bolívar que triunfa en el mundo del turismo

Orlando Martínez Nagle, egresado//Redacción: Eleana Martelo Tirado//Fotografía: Cortesía.

Hay seres humanos tan resilientes y valientes, que se reinventan si del cielo solo les cae limones para hacer limonada. 

Salir a adelante en un barrio en el que las oportunidades son esquivas para los jóvenes y el accionar delincuencial está a la orden del día, es apoteósico. 

Pocas historias, en mis seis años de ejercer esta bella profesión del periodismo, me han causado tanta admiración, como esta. Una historia digna de ser imitada.

El camino menos fácil, pero más fructífero 

En Pablo Sexto Segundo, contiguo al emblemático Cerro de la Popa, donde se concentra una de las 34 pandillas que existen en Cartagena, según la Secretaría del Interior del Distrito, nació Orlando Martínez Nagle, un cartagenero que no la ha tenido fácil, pero que ha sabido sortear los sinsabores de la vida. 

A sus 19 años tenía claro que no podía seguir el ejemplo de muchos de los jóvenes de su barrio, que buscan la vida fácil y el camino menos indicado para tener un futuro próspero. 

A toda costa quería salir adelante, superarse y ser alguien en la vida, así que se presentó en el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) a estudiar Tecnología en Administración de Documentos y, al mismo tiempo, Administración Industrial en la Universidad de Cartagena. 

“Fueron años muy duros, pero hoy veo lo frutos”, precisa con orgullo mientras conversamos en la oficina de Comunicaciones. 

A como diera lugar quería mantener la mente ocupada e invertir su tiempo libre de la mejor manera. Por eso, como si fuera poco, se metió “a mover el esqueleto” al reconocido grupo de danzas ‘Ekobios’, ese mismo que ha viajado por el mundo llevando lo mejor de nuestro cultura y folclor. 

Con mucha dedicación, y a punta de esfuerzos, terminó esas carreras y comenzó a buscar oportunidades laborales.

El turismo lo enamoró 

En esa búsqueda, por accidente, se topó con el turismo. Ninguna actividad le había llamado tanto la atención como esta. 

“Yo llegué al turismo por accidente. Estudié Administración Industrial, porque era lo que me gustaba. Unos amigos italianos me propusieron crear una agencia de viajes, lo hicimos y fui conociendo de este tema”, relata con un brillo en sus ojos, sin ocultar la emoción que le produce recordar esos tiempos. 

Era tal la fascinación por el turismo que ya con “Incentivamos Colombia S.A.S” creada, quería saber más y más de este sector, gran motor de la economía en nuestro país. Por eso, en 2014, entra al Mayor de Bolívar a estudiar Operación Turística. Al poco tiempo empieza a representar a la institución en el comité de Capacitación y Formación Turística del viceministerio de Turismo. 

“Me gustó tanto el turismo que decidí estudiar, prepararme. Se abrieron las becas de la Alcaldía, las Bicentenario, y me inscribí. De hecho, con ORI, me fui a Canadá a estudiar inglés y después ingresé a este comité dando ideas de cómo debe ser la formación del turismo en Colombia”, recuerda. 

Allí fue abriéndose paso y dándose a conocer en este mundo. Cuando recibió el título de técnico en Operación Turística, ya se ‘codeaba’ con grandes empresarios, altos ejecutivos e inversionistas. 

Esto lo sedujo aún más, tanto, que siguió preparándose. Hoy cursa séptimo semestre de Gestión Turística, también, en la institución. 

Pero esto no es todo. Es un incansable y asiduo amante de los libros, del estudio. Realizó un diplomado en Docencia Universitaria en la Universidad Tecnológica de Bolívar y, actualmente, hace una maestría en Gestión de la Organización. Su otra pasión es enseñar lo que sabe en las aulas de clases.

Los frutos

Incentivamos Colombia S. A. S, la empresa que creó hace seis años junto a una pareja de amigos italianos y de la cual es gerente general, es muy reconocida a nivel nacional e internacional. 

Pero no solo es un joven exitoso por su agencia de viajes, que hace parte de la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Colombia (Anato), sino por su carisma arrollador, su compromiso con el sector, ese espíritu emprendedor y positivo que lo caracteriza. 

Estas mismas virtudes, lo hicieron merecedor hoy, a sus 29 años y por segunda vez, del cargo de director de la junta directiva de tan importante entidad en el país. 

“El sorprendido fui yo-cuenta entre risas-, apenas me lancé por primera vez al cargo, quedé. Obtuve la mayor votación, mi discurso gustó mucho. Hablé sobre la importancia de darle a los jóvenes la oportunidad de participar en estos procesos. Este año fui reelegido, ya llevo un año y cuatro meses en la dirección de la junta de Anato”, indica. 

Confiesa que una de las cosas que más le quita el sueño es que el turismo se convierta en la otra mina de oro de Colombia. 

Por lo pronto, este joven, de raza negra, cabello afro y que habla inglés e italiano, sigue trabajando con berraquera para lograr que cada día más extranjeros pisen tierra colombiana. Al mismo tiempo, dicta charlas de motivación, poniendo como ejemplo su experiencia personal. 

Ha viajado tanto que, al interrogarlo sobre los lugares que ha visitado, me responde entre carcajadas: – me queda más fácil decirte a dónde no he ido. Solo me falta Dubai y Australia-

“He viajado a París, Nueva York, Río de Janeiro. Por mi trabajo, he tenido la oportunidad de recorrer casi toda América y Europa, viajo al mes mínimo tres meses, llevo cinco años viajando para promocionar el país”, sostiene.

Un afrocolombiano admirado

Pocos, a tan corta edad, como Orlando, tienen la fortuna de moverse como pez en el agua en el mundo del turismo y aportar al desarrollo del país. 

Y es que su historia de vida es tan inspiradora que, en 2016, fue nominado al premio Afrocolombianos, en la categoría Sector Privado.

Sin duda, este joven- de padres chocoanos- es un ejemplo a seguir, especialmente para aquellos que, como él, nacieron y crecieron en barrios marginales, donde las condiciones sociales sirven de caldo de cultivo a la violencia, al crimen y el delito, pero también donde las ganas de salir adelante han salido triunfantes. 

Historias como la de “Orly” recuerdan, una y otra vez, que lo imposible es aquello que no intentamos.

Share

Prepararse muy bien, una de las recomendaciones dadas en la conferencia “Técnicas para hablar en público”

La conferencia se realizó en el salón auxiliar Marcela Jiménez//Redacción:  Comunicaciones//Fotografía: Sergio Zuleta Tovar. 

En dos jornadas, el pasado 14 de septiembre, estudiantes del Mayor de Bolívar -pertenecientes a los semilleros de investigación- tuvieron la oportunidad de recibir recomendaciones para afrontar el reto de hablar correctamente en público.

Uno de los limitantes más grandes que presentan en su mayoría los estudiantes, es el miedo a presentarse ante cualquier escenario y hablar en público. Es por esto que la institución, desde la unidad de Administración y Turismo, dictó la conferencia “Técnicas para hablar correctamente en público”, a cargo de Mariel Torres Castellar, coordinadora de comunicaciones del ColMayor.

Al evento asistieron más de 80 estudiantes, con el único interés de fortalecer las competencias blandas, como la habilidad para comunicarse ante cualquier público.

Conocer muy bien del tema, conocer su público, prepararse con antelación relativamente al tiempo de asignación, practicar ante un espejo, fortalecer la autoestima, entre otras, fueron algunas de las recomendaciones que hizo la conferenciante.

Además, aseguró que “para hablar correctamente en público hay que perder el miedo, y una de las estrategias es atreverse sin importar cuantas veces se tengan equivocaciones”.

Finalmente, afirmó que “los expertos tuvieron que equivocarse muchas veces para llegar a un alto grado de experticia”.

Share

El Día de Amor y Amistad no pasó desapercibido para los estudiantes del Colegio Mayor de Bolívar

El Muro del Amor y la Amistad se ubicó en el patio de la institución//Redacción: Mariel Torres Castellar//Fotografía: Sergio Andrés Zuleta Tovar. 

El pasado viernes, 14 de septiembre, los estudiantes del ColMayor aprovecharon el “Muro del Amor y la Amistad” para expresar, a través de mensajes, sus afectos hacia sus mejores amigos y hasta sus amores platónicos.

El mural, que se encontraba ubicado en el patio de la institución de educación superior, tenía un objetivo y era unir a todos los estudiantes con el valor del amor, permitiéndoles expresar sentimientos a sus compañeros y amigos.

“Desde que entraste en la institución me enamoraste, eres lo más bonito que llegó aquí. Eres mi crush” y “En este día tan especial quiero desearles un feliz Amor y Amistad a mis compañeros de Turismo IIB, Lorna Alone, Majo acompañada, Eva solita y Jiseth Campeche. Las quiero mucho, son las mejores”, fueron algunos de los mensajes que escribieron los alumnos.

A otros les fluyó tanto la inspiración que hicieron declaraciones metafóricas, como un estudiante anónimo que escribió: “La luz de tus ojos ilumina más que Electricaribe. Me quiero casar contigo, mi mona”.

Más de 120 mensajes fueron leídos por miembros de la oficina de Comunicaciones, en una transmisión en directo en el Facebook @Mayor de Bolívar. Todos los destinatarios se enteraron de sus mensajes.

Share

Estos son los lugares y eventos en los que los ITCMBístas construyen lazos de amistad

Estudiantes del Colegio Mayor de Bolívar//Redacción: Eleana Martelo Tirado//Fotografía: Sergio Zuleta Tovar. 

Se acerca el 15 de septiembre, Día de Amor y Amistad, y en el Colegio Mayor de Bolívar no podemos pasar por alto esta fecha tan especial que se celebra en cada rincón de Colombia.

Mientras muchos piensan en los planes que harán este día y en lo que le comprarán a esa persona favorita, nosotros recordamos cuáles son esos eventos y lugares en los que docentes, administrativos y estudiantes construyen lazos de amistad.

Y cómo no crear vinculos, si la institución es nuestra segunda casa. Aquí pasamos gran parte del día, aquí tejemos historias, celebramos, reímos, lloramos y nos emocionamos con sucesos que nos tocan las fibras del corazón, como la despedida de algún compañero que se marcha a otra ‘casa’ laboral o se va porque su pensión le ha llegado.

El Colegio Mayor de Bolívar, además de formar jóvenes en diferentes programas para que sean útiles y sirvan a la sociedad, es el escenario donde se construyen relaciones que perduran para toda la vida, donde se unen corazones y los amigos se vuelven esos hermanos que en todo tiempo y jornada están siempre con nosotros, como dice la emotiva canción de Roberto Carlos, que más de uno ha dedicado.

A continuación, los lugares y eventos que se vuelven cómplices de esas amistades.

*El patio: Sin duda, es el sitio preferido de los estudiantes a la hora de conversar, repasar un parcial o tomar aire. Allí, a diario, se reúnen decenas de ellos, incluso empleados. En este espacio, frecuentemente, nacen amistades.

*Prácticas de los grupos culturales y deportivos: Esta es la hora feliz de muchos ITCMBístas. En las prácticas, además de servir como un catalizador del estrés, conocen a nuevas personas y comparten experiencias.

*Semana por la Paz: En este evento se hacen amigos o se hacen amigos. La dinámica de los foros, talleres y otras actividades llevan a los estudiantes a relacionarse constantemente con otros.

*Foro de Pensamiento Moderno y Contemporáneo: Esta actividad, que se realiza cada año entre finales de mayo y principios de junio, sí que deja grandes amistades, en especial del exterior. En esta los estudiantes, docentes y administrativos aprovechan para establecer contacto con los invitados especiales que vienen de otras ciudades del país y del exterior.

*Semana Internacional: En estos cinco días el que no hace amigos, definitivamente, no asistió a ninguna de las actividades programadas. En los concursos, conferencias y talleres que se desarrollan en este evento, relacionarse con otros es una tarea que no requiere de mucho esfuerzo. Este es uno de los eventos en los que más se integran estudiantes, docentes y administrativos.

*Carnaval Afro: La exposición de obras de artes y los shows musicales de este carnaval, hacen que confluyan cientos de estudiantes en un mismo lugar. Las conversaciones e integraciones son el común denominador.

*Jornada de inducción y re-inducción: Este es uno de los encuentros más esperados por los primíparos. Ese día son unos radares, no pierden oportunidad para identificar al que se encontraron la vez que llegaron a inscribirse o matricularse. En esta jornada, los nuevos estudiantes construyen lazos de amistad y arman los grupos con los que se pasarán de un lado a otro en esos años de vida universitaria.

*Biblioteca: Aquí se dan cita los que aman la lectura, es el momento perfecto para hacer amistades. La pregunta o recomendación de un buen libro, pedir ayuda para buscar aquel texto que mandó a leer el ‘profe’ o simplemente reunirse para hacer trabajos, son las excusas ideales para tener amigos nuevos.

¿Se nos escapó algún lugar o evento? Lo que sí sabemos es que son tantas aventuras y tantas anécdotas vividas, que ni el tiempo ni el espacio borrarán de la memoria de cada persona que hizo, hace y hará parte de esta gran familia ITCMBísta, porque “los recuerdos son el diario que todos cargamos con nosotros”.

¡Feliz Día del Amor y Amistad!

Share

Estudiantes de Turismo e Idiomas se destacan en inglés en las pruebas Saber T y T

Redacción: Sindy Fuentes Mendoza// Fotografía: Sergio Zuleta 

De 23 ITCMBístas que realizaron este examen 17 obtuvieron la máxima calificación en el área de inglés

Tras realizar las pruebas Saber TyT (Programas Técnicos y Tecnológicos), los estudiantes de Tecnología en   Turismo e Idiomas obtuvieron un buen desempeño en el módulo de competencias genéricas de inglés, el cual está alineado con el Marco Común Europeo (-A1, A1, A2, B1 y B2), según el reporte entregado por el Instituto Colombiano para la Evaluación de la Educación -ICFES-.

Los ITCMBístas, adscritos a la  unidad de Administración y Turismo, realizaron las pruebas durante el segundo periodo de 2017, obteniendo como resultado la clasificación en B1 (máximo nivel para tecnólogos) y B2 (máximo nivel para profesionales).

Esto indica que los estudiantes del Colegio Mayor de Bolívar tienen un buen manejo de esta  lengua, ya que pueden no solo relacionarse con hablantes nativos con un grado suficiente de fluidez y naturalidad, sino que pueden producir textos claros y detallados en torno a temas diversos.

De 23 ITCMBístas, que realizaron este examen que mide el nivel de desarrollo de las competencias, 17 quedaron en los niveles antes señalados (B1 y B2).

En la actualidad, los estudiantes reciben semestralmente 96 horas de clases de inglés, más las horas de prácticas y tutorías donde fortalecen este idioma.

Rosa Peralta, estudiante de quinto semestre de Turismo e Idiomas, aseguró que este avance se da gracias a la formación que vienen recibiendo en el alma mater.

“Gracias a Dios y al Mayor he mejorado mucho mi nivel de inglés y ahora con las clases que son enfocadas al turismo, es mucho mejor. Siento que he avanzado mucho, porque tengo más destreza para comunicarme con extranjeros”,  afirma.

Este resultado se obtiene tras la implementación de estrategias que buscan mejorar el idioma extranjero, entre ellas, el fortalecimiento del quehacer pedagógico bilingüe, alianzas con el Ministerio de Educación Nacional, British Council, American Embassy, así como también movilidades internacionales y nacionales de docentes y estudiantes, entre otras estrategias.

Share

Henry González, el ingeniero que se enamoró de la gaita

Henry González González, coordinador de Cultura del Colegio Mayor de Bolívar//Redacción: Eleana Martelo Tirado//Fotografía: Cortesía. 

Recuerdo que cuando era muy niña, mi madre siempre decía que a los hijos no se les debe truncar lo que quieren ser en la vida, que hay que dejarlos que persigan sus sueños y estudien lo que quieran, lo que les apasiona. 

Esas palabras retumban en mi mente cuando escucho historias como esta que les contaré y que, también, traen a colación esa frase célebre que dice que “Cuándo deseas algo, el mundo entero conspira a tu favor”. Y esto no dista de la realidad, por lo menos no en este caso. 

“Quiero hacer algo bien cheveree, algo fuera de lo común, algo que no se haya hecho. Eso va a quedar espectacular, yo me pinto a los pela’os en esa presentación…”

Sé que, como yo, ustedes han escuchado estas palabras en el Mayor de Bolívar, una y otra vez. No es difícil descifrar de quién provienen. 

Se trata de Henry González González, el incansable soñador y coordinador de Cultura de la institución, que no da tregua y que cada día se las ingenia para innovar en esta área y para que los grupos culturales que dirige siempre se destaquen a donde quiera que vayan. 

Su primer contacto con la cultura

Por casualidad de la vida, como él mismo le llama, la música y los instrumentos, en especial la gaita, empezaron a guiñarle el ojo y a seducirlo desde temprana edad. 

“La historia de la gaita fue una casualidad en mi vida. Mi hermano muere en el año 1991, cuando yo tenía 10 años. Yo jugaba béisbol al igual que él, pero un día escuché que él llegaba de jugar y se bañaba sudado. Eso le produjo una malformación en las células y le dio leucemia, eso fue lo que escuché. Entonces me dije que yo no iba a dejar que me diera lo mismo y dejé de jugar. Mi papá se puso furioso y me metió en un grupo de gaita en el colegio, en Comfamiliar, donde él también trabajaba. Ahí empezó mi historia con la gaita”, me relata emocionado, mientras-a pleno sol-estamos sentados en una de las mesas con paraguas que yacen en el patio de la institución. 

Estando en el colegio y entre práctica y práctica, fue enamorándose de este instrumento. Su disciplina y perseverancia, lo llevaron a ser ganador, de forma consecutiva, de cuatro festivales de gaita. 

De la ingeniería a la cultura

Años más tarde y con la esperanza de tener un buen futuro, teniendo en cuenta que se aproximaba la ampliación de la Refinería de Cartagena, ingresó a estudiar Ingeniería Química en la San Buenaventura, carrera que terminó, pero que no lo cautivó lo suficiente como la gaita. 

Sus victorias en los Festivales de Artes Universitarios, le decían a gritos que lo suyo no era el amoniaco, el hidrógeno, el nitrógeno, ni mucho menos el ácido clorhídrico, sino la cultura. 

“Algo hubo, fue como una magia. Desde ese momento, no he podido parar. Las ganas de seguir conociendo la gaita no se acaban. Es un instrumento que tiene muchas cosas”, sostiene mientras en el fondo se escucha el murmullo de los estudiantes que, a esta hora del almuerzo, conversan en el patio.

Su trabajo en el Mayor

Luego de pasar por el Tecnológico Comfenalco, la Alcaldía de Cartagena y el Sena, en el 2006, Henry ingresa al Mayor de Bolívar como profesor de gaita. 

A partir de allí empezó su aventura con los estudiantes. Las clases de gaita eran toda una fiesta instrumental, momento que ningún estudiante quería perderse.

“Mis clases son muy dinámicas, son un cuento, una historia. Esa historia la materializo en los instrumentos, a ellos los enamoro enseñándoles  parábolas de la música. A mi me decían el profesor formidable, porque cuando lo hacían bien les decía esa palabra. No aceptaba que me dijeran un ‘No sé’ , y el que me lo dijera tenía una penitencia. En la clase todos participaban. Todo está en la forma en cómo enseñamos”, recalca. 

Hoy tiene a su cargo a 250 estudiantes que integran los grupos culturales de la institución: Kambalegua (Gaita), DUM (Danzas Urbanas), Entre Escenas (Teatro), Orígenes (Danzas folclóricas) y Artes Plásticas. 

Su derroche de alegría y pasión por lo que hace, se evidencia en cada presentación o evento que organiza. El positivismo, emprendimiento y esa locura con que se toma la vida, han sido sus compañeros inseparables para lograr todo lo que se propone. 

“Soy una persona positiva, que no le tiene miedo a nada. Todo reto que me pone la vida, lo superó”, dice con una conviccion contagiosa. 

“Soy un loco de la vida”, precisa entre carcajadas. 

Su libro

Y ese mismo emprendimiento, que lo ha convertido en un soñador empedernido, lo llevaron a escribir sobre la gaita, sobre el método para aprender a tocar ese instrumento. 

En 2017, luego de presentar el proyecto a las directivas de la institución, de recibir apoyo y de postularse a una convocatoria de investigación, sacó al mercado el libro “Método numérico para el aprendizaje de la gaita hembra y macho”. 

“Hoy se vende en Colombia y fuera del país. En ciudades como Barranquilla, Montería, Bogotá, Pereira, Bucaramanga, Manizales, y en países como Chile, Ecuador, Perú, España, Alemania y Suiza, ya tienen un ejemplar”, afirma con orgullo. 

Su sueño en el Mayor de Bolívar

Al interrogarlo sobre los sueños que tiene con el Mayor de Bolívar, los ojos le brillan y sonríe. 

De inmediato y sin tapujos, asegura que sueña con que el área de cultura sea declarada como una unidad, y que los grupos culturales sean reconocidos en toda Cartagena y el país. 

Y no menos remoto, señala en tono esperanzador: “Mi mayor sueño es montar una Casa Distrital de la Cultura, en la que hayan grupos de gaita, danza, teatro y otras disciplinas. Eso es lo que le hace falta a Cartagena, más cultura”. 

“Para mi la cultura lo es todo, y el Mayor ha sido la escuela para profesionalizar mi arte, aquí he afianzado la pedagogía”, remata. 

Como Henry, que ahora solo aplica la química con los instrumentos, decenas de personas en Cartagena y el mundo le apuestan a la cultura, con la firme convicción de que tiene un gran poder para transformar las vidas.

Share

¡Inscripciones abiertas! estudia Administración de Comercio Exterior en el ColMayor

Redacción: Sindy Fuentes Mendoza// Fotografía: Archivo ITCMB.

La Institución Tecnológica Colegio Mayor de Bolívar se permite informar que a partir de este miércoles, 22 de agosto, y  hasta el próximo 5 de septiembre, estarán abiertas las inscripciones del programa de Administración en Comercio Exterior, SNIES 90834.  El listado de admitidos se publicará el 14 de septiembre a las 5:00 p.m.

Este programa que se ofrece bajo la modalidad presencial y  por ciclos propedéuticos, le permite  obtener durante el proceso de formación que  dura 10 semestres, 3 titulaciones (TÉCNICO PROFESIONAL EN OPERACIÓN DE PROCESOS ADUANEROS, SNIES 90836; TECNÓLOGO EN GESTIÓN LOGÍSTICA PORTUARIA Y ADUANERA, SNIES 90835 y PROFESIONAL EN ADMINISTRACIÓN DE COMERCIO EXTERIOR SNIES 90834).

El proceso de formación de Administración de Comercio Exterior inicia con el ciclo técnico,  cuyo semestre corresponde al valor del salario mínimo legal vigente (SMLV).

Requisitos de inscripción

  1. Formulario de inscripción debidamente diligenciado
  2. Fotocopia del documento de identidad (vigente) ampliada a 150%
  3. Recibo de pago de  los derechos de inscripción
  4. Dos (2) fotos 3 x 4
  5. Fotocopia de recibo de servicio público de energía
  6. Fotocopia del diploma de bachiller
  7. Pruebas de Estado, dos copias

Requisitos opcionales para descuentos

  1. Sisben con puntaje entre cero (0) y sesenta (60) puntos. 20% de descuento sobre el valor de la matrícula.
  2. Certificado Electoral (Ultimas elecciones). 10% de descuento sobre el valor de la matrícula, se tendrá en cuenta el del último proceso electoral.

Pasos para la Inscripción

  1. Solicite en la oficina de Admisiones el formulario de Inscripción.
  2. Si llena los requisitos de inscripción, solicitar en la oficina de financiera volante de pago de derecho de inscripción.
  3. Entregar en Admisiones una carpeta tamaño oficio con  su respectivo gancho legajador plástico con los documentos señalados en los requisitos de inscripción. 

Cupos para las siguientes poblaciones vulnerables

Según el Acuerdo No. 12 de Agosto 24 de 2017, se asigna un cupo de admisión para cada uno de los programas académicos ofertados por la institución en cada una de los grupos de población en situación de vulnerabilidad (indígenas, comunidades negras, personas en situación de discapacidad, héroes de la patria y víctimas del conflicto), quienes se inscriban por este mecanismo de acceso deberán ser seleccionados  mediante un proceso de admisión particular y exclusivo.

Share

Concluye jornada de reinducción a docentes ocasionales

Rectora de la ITCMB, Dra. Carmen Alvarado Utria.                                                                              Redacción: Sindy Fuentes Mendoza //Fotografía: Cortesía ITCMB.

Con las palabras de bienvenida de la rectora, Dra. Carmen Alvarado Utría, se dio apertura a la jornada de Reinducción  dirigida  a los docentes ocasionales y catedráticos de la ITCMB. Esta actividad se realizó este viernes, 3 de agosto, en la jornada de la mañana y de la tarde.

El salón Marcela Jiménez fue el escenario que recibió a los docentes que iniciarán sus  labores académicas el próximo lunes, 6 de agosto.

Durante el encuentro, la rectora del ColMayor Bolívar, Dra. Carmen Alvarado, contó las novedades previstas. El control de acceso y de entrada a la ITCMB, así como las adecuaciones que se están realizando en el pasillo del segundo piso.

De igual manera, se refirió  a los trabajos proyectados para este semestre, tales como, la instalación del tejadillo que cubrirá el pasillo antes mencionado, la  intervención de varios salones, entre esos, los que están ubicados al lado de la oficina de Financiera y  de ORI, así como la adecuación del consultorio médico y la oficina del Centro de Bienestar Universitario.

Asimismo, les habló sobre el uso y registro en el WAS (Web Aplicattion System) que deben hacer los administrativos, el plan de emergencias y el concurso de docentes que comienza en  agosto de este año.

La rectora, Carmen Alvarado Utria, invitó a los docentes a participar de las distintas actividades programadas durante la Semana Internacional que inician el próximo 13 de agosto.

También puedes ver:  ASÍ FUE LA JORNADA DE REINDUCCIÓN A DOCENTES Y ADMINISTRATIVOS DE PLANTA

Share

Este 6 de agosto inician las actividades académicas en el ColMayor Bolívar

Biblioteca Camilo Villegas Ángel Redacción: Sindy Fuentes Mendoza //Fotografía: Archivo ITCMB.

A partir de las 7:00 a.m, de este lunes 6 de agosto, se inician las clases para todos los programas de pregrados que ofrece la Institución Tecnológica  Colegio Mayor de Bolívar.

Por tal motivo, los directivos, docentes y personal administrativo, están listos para recibir a todos los estudiantes.

Asimismo, el Colegio Mayor de Bolívar, les da una cordial bienvenida a los nuevos estudiantes que depositaron el sueño de ser profesionales en nuestra institución de educación superior.

Según el calendario académico, este segundo periodo que está próximo a iniciar, finalizará el 30 de noviembre de 2018.

¡Bienvenidos nuevamente a su segundo hogar!

También te puede interesar

ESTOS SON LOS CAMBIOS EN EL PROCESO DE MATRÍCULA FINANCIERA Y ACADÉMICA II PERIODO 2018

CALENDARIO  DE LAS ACTIVIDADES ACADÉMICAS DE LA ITCMB 

Share