Avanzan adecuaciones en la planta física de la institución

Se prevé que esta primera fase de las obras culminen en tres meses//Redacción: Yesenia Carrillo García//Fotografía: Andrés Montero Jiménez.

El Colegio Mayor de Bolívar atraviesa un proceso de transformación. Por primera vez, en sus 72 años de historia, se adelantan trabajos para la remodelación de la planta física, con lo que se busca mejorar las condiciones en la que miles de estudiantes reciben clases.

El proceso de transformación inicio en 2019 con la redistribución y organización de toda la planta física, comprendida por cuatro edificaciones de momentos arquitectónicos diferentes. El objetivo es tener más salones y menos oficinas administrativas.

Este año, las obras arrancaron en el área Republicana en la que están cinco salones que están siendo intervenidos en su estructura física, para luego ser dotados con aires acondicionados y elementos tecnológicos. Se tiene planeado que esta primera etapa esté lista en tres meses.

“Se están adecuando inicialmente con cambio de pisos, puertas, ventanas, para luego instalar aires acondicionados y equipos audiovisuales. La idea es que queden unos salones adecuados para la formación de nuestros estudiantes”, aseguró Juan Alberto Arraut Camargo, vicerrector académico de la institución.

Al término de las obras, los salones y oficinas quedarán remodelados y dotados, se tendrá una cafetería confortable, baños adecuados para personas con discapacidad y mejoramiento en los espacios de recreación.

Mientras se adelantan los trabajos, los estudiantes de primer semestre iniciaron sus clases en la sede alterna, ubicada en el barrio Olaya Herrera, sector Cuatro Vientos.

Share